Search
Search
Noticias Gastronómicas

NOTICIAS

Sabores Dominicanos
/ Categories: Publicaciones

La Cuaresma

periodo de conversión, reflexión, habichuelas con dulce y bacalao

Por Senabri Silvestre

La cuaresma es un periodo de 40 días de preparación espiritual para la celebración de la pascua en el que impera la reflexión, conversión, solidaridad, acercamiento a Dios y penitencia.

Pero para los dominicanos también es época de habichuelas con dulces, bacalao, ensaladas, berenjenas, chacá, pescados y otros mariscos que, aunque son consumidos durante todo el año, su ingesta aumenta en este período.

Esto se debe a que la tradición ordena no consumir carne durante el miércoles de ceniza y los viernes de la cuaresma como símbolo de sacrificio, por eso los más devotos cumplen con esa penitencia.

“El no comer carne en cuaresma es un símbolo de sacrificio como cualquier otra penitencia corporal que puede incluir el dejar de fumar y recogimiento”, explicó a Sabores Dominicanos el padre Luis Rosario de la Pastoral Juvenil.

Dado que este país es dominantemente católico, se supone que la costumbre de cuaresma se remonta a la llegada de los españoles a la isla en 1492, cuya tradición echó raíces en los pueblos americanos, según el sociólogo Carlos Andújar.

Sin embargo, los ritos de la cuaresma y la Semana Santa, que eran sagrados previo a la muerte del dictador Rafael Leonidas Trujillo en 1961, no se cumplen a cabalidad y ya la población come carne el día que no debería.

Comida de cuaresma

Los platos ligados a la cuaresma pueden ser clasificados de varias maneras. De un lado, los dulces, compuesto en primera fila por la habichuelas con dulce, las habas con dulce y el chacá o maíz con dulce. Por otro lado, están los salados, entre los cuáles predomina el pescado, arenque, bacalao, mariscos, y caldos.

Es obvio que lo religioso está presente en esta elección de platos. Se escogen como una forma de purificar el cuerpo, de limpiar el alma, de liberar el espíritu de los deseos de la carne.

Habichuelas con dulce

Las habichuelas con dulces son la reina de la temporada. Es difícil que haya una casa en que no se preparen y, si es así, no pasa nada porque no faltará un vecino que comparta una buena porción.

Este exclusivo plato de la República Dominicana podría considerarse el más nacional y extendido en este período de recogimiento conocido como la cuaresma.

José Guerrero, antropólogo, en un ensayo sobre las habichuelas con dulce, dejó caer la idea de que posiblemente fuera de procedencia haitiana, con diferencias, nuestro plato original viene de la parte occidental de la isla.

Se elabora con habichuelas rojas (también habas) mezcladas y cocidas con azúcar, especias dulce, leche y batata, cuya combinación desemboca en una rica y cremosa bebida digna de consumir fría o caliente a cualquier hora del día.

Se trata de un postre delicioso que se sirve acompañado de pasas y unas redondas galletitas de leche añadidas al momento de servir.

Normalmente, los hogares preparan más de la cuenta porque su sabor es tan contagiosos que nadie come solo un poco, pero como la época es de solidaridad, la tradición es compartirla entre vecinos, familiares y amigos.

A pesar de tener una configuración de postre, las habichuelas con dulces son platos fuertes, pues con una jarra de estas es suficiente para apagar el hambre. Se recuerda que estos granos tienen un desempeño en la dieta dominicana, como guiso salado que acompaña el arroz en sus distintas variantes de preparación.

Pescados y mariscos


Dentro de esta gama, el bacalao es el ganador pues la versatilidad de su sabor permite preparar platos cocidos con salsa, hervidos y en ensaladas muy fáciles de digerir en el desayuno, almuerzo o cena. Pero la forma más frecuente es prepararlos con papa y como guarnición.

No obstante, el arenque, el pescado, la tuna, sardina y otros mariscos también se ganan una buena parte de aceptación. Especialmente el pescado con coco que se acompaña de arroz (normalmente blanco) o con vegetales, elaborados en forma de moro, locrios, asopaos y caldos.

Vegetales


Todos los vegetales y en especial las berenjenas, ganan mucha importancia en la cuaresma, pues por su versatilidad en muchas ocasiones sirven de sustitutos para las carnes y de guarnición para las comida.

Si se ha de acompañar de arroz, lo tradicional es que se hagan guisadas, pero las berenjenas saben muy bien a la plancha, rellenas, en ensalada o fritas en rodajas.

Todos estos platos son deliciosos y comúnmente preparados y aceptados por la mayoría de los criollos, de manera lo que podría ser considera como una penitencia corporal al final se convierte en una fiesta para al paladar de los dominicanos.

Artículo Anterior Ofertas tentadoras: plátano a RD$5 y RD$7 en la Feria Agropecuaria
Artículo Siguiente La mujer dominicana hace magia en la cocina
Print
5318 Evaluar este artículo:
No rating

Deje un comentario

Nombre
Correo Electrónico:
Comentario:
Añadir comentario

SECCIONES

Portales Gastronómicos Galería de Fotos Galería de Videos

   SUSCRÍBETE AL BOLETÍN INFORMATIVO


LO MÁS VISTO

RSS

ETIQUETAS

CONTACTO

Dirección: Avenida Anacaona #24, parque Mirador Sur, Los Cacicazgos, Santo Domingo, República Dominicana.
Teléfono: (809) 565-0707   (809) 567-3656 - Correo Electrónico: info@saboresdominicanos.org.do

Ministerio de Cultura Escuela Dominicana de Alimentos y Bebidas CONPEHT
Copyright (c) 2022 Sabores Dominicanos Términos de uso Política de privacidad